Libros sin palabra: gran literatura!

 webBarbrawebbarbaro2
Bárbaro, Renato Moriconi

Dentro del género de los álbumes para niños (aquellos libros donde la imagen toma tanto o más espacio que el texto), existe un subgénero donde desaparece completamente la palabra. El hilo narrativo se teje con las solas ilustraciones.

Página tras página los acontecimientos ocurren, los protagonistas evolucionan y los nudos narrativos se hacen y deshacen gracias a la única secuencia lógica de imágenes. Las ilustraciones son generosas, tomando todo el espacio en la página y el recurso narrativo apela a la inteligencia del lector quien se regocija de ir entiendo este lenguaje tan ahorrativo y a la vez tan ingenioso. Las historias pueden en algunos casos llegar a cierta complejidad y es importante no confundirse: “sin palabra” no significa necesariamente “para bebés”. Estos títulos fomentan la imaginación del lector, así como su capacidad a entender secuencias.

¡No hay nada como compartir con un niño la lectura de uno de estos títulos! En total silencio o con gran refuerzo de explicaciones verbales, el cuento siempre acaba de la misma forma: ¡leámoslo otra vez!

Aquí una selección de algunos excelentes cuentos sin palabras:


Flotante, David Wiesner, Océano Travesía
Flotante; David Wiesner; ebook
Una ola deposita una vieja cámara submarina en los pies de un niño que curiosea en la playa. Las fotografías que revela son asombrosas, y la última muestra a una muchacha, sosteniendo la foto de un muchacho… Así sucesivamente, descubre una cadena de niños que, a través del tiempo, han tenido la cámara en sus manos. Un libro para lectores ya grandes, a partir de 7 años.

Bárbaro, Renato Moriconi, Fondo de Cultura Económica
Barbaro
Confiando en su fortaleza, un guerrero cabalga sobre su caballo y en su travesía se enfrenta valientemente a accidentes geográficos, vicisitudes del clima, temibles guerreros, serpientes venenosas, cíclopes furiosos, criaturas aladas, dragones y hasta a la furia de los dioses; sin embargo, ¿tendrá la audacia para derribar a su último contrincante? !Una gran obra de literatura! Y con mucho sentido del humor.

Jacinto y María José, Dipacho, Fondo de Cultura Económica
WebJacinto
Sin palabras, con una plástica realista pero a la vez poética, Jacinto y María José es una sencilla historia sobre dos niños que se gustan en una región selvática. En sus páginas, un candor cercano a la magia emerge de las ilustraciones y evoca los óleos de Henri Rousseau. La atmósfera de encantamiento que recorre esta obra invita a una observación detallada para mayor deleite del lector.

La Sorpresa, Sylvia van Ommen, Fondo de Cultura Económica
WebSorpresa
Una silenciosa ovejita cubierta de esponjada lana decide trasquilarse después de medirse y teñirse. Lleva la lana a hilar, se pone a tejer, envuelve su creación en un paquete y lo lleva, generosa, como regalo sorpresa.

Sr. Minino, David Wiesner, Oceano Travesía
Senor Minino; David Wiesner;
El nuevo libro de Wiesner nos presenta al Sr. Minino, un elegante felino blanco y negro al que no parecen interesarle los típicos juguetes para gatos: los ratones de peluche, los cascabeles o los gallitos de badmington. ¡Qué aburrido!. ¡Qué convencional! Pero entonces descubre una pequeña esfera de metal con patas. ¿Qué es eso? El gato no imagina que se encuentra ante una diminuta nave espacial en cuyo interior hay varios extraterrestres verdes. Entonces, el señor Minino hace lo que todo gato haría con algo nuevo y desconocido: se pone a jugar con la esfera sin tener idea de las consecuencias.